¿Suponen las redes sociales una pérdida de productividad en el trabajo?

Al hilo del debate sobre si las redes sociales suponen una perdida de productividad, en el que he participado recientemente en el espacio Con Tu Negocio de Movistar, he estado profundizando un poco más en mis primeras reflexiones que se recogen en este interesante post. Mi respuesta inicial se reduce a que como todo en la vida… depende. Depende de la red social a la que nos refiramos, depende del tipo de empresa, depende de su sector, depende de para que empleado según su área funcional en la compañía, depende del propio empleado en cuanto a sus conocimientos y experiencia en el manejo de las redes sociales y su alineamiento a los objetivos de su puesto y/o su compañía.

Realmente aún estamos dando los primeros pasos en el ámbito de las redes sociales. Apenas llevamos 3-4 años de cierto uso intensivo de las mismas, lo cual no es nada en la historia de la comunicación corporativa. Por ello, considerando que está todo por inventar todavía, creo necesario que las compañías tomen conciencia de la importancia innegable de este nuevo soporte de comunicación y comiencen a considerar como quieren que sus empleados las utilicen ya que serán ellos necesariamente los usuarios de las mismas, de una u otra forma.

Por todo ello, considero necesario crear un marco de referencia en función de los objetivos de cada compañía para el uso de las redes sociales. Ese marco de referencia debería ser algo análogo al manual de identidad corporativa. De la misma forma que éste contiene las normas de utilización de los diferentes elementos gráficos, un “Manual de Relación Corporativa” debería contener las normas de uso correcto de las redes sociales en el ámbito de la compañía.

El objetivo básico del Manual de Relación Corporativa debería ser por tanto asegurar la homogeneidad del mensaje y el alineamiento del mismo a los objetivos de negocio.

Aquí esbozo alguno de los capítulos fundamentales que creo que debería tener este Manual de Relación Corporativa. Es un listado tentativo que para nada pretende dogmatizar, ya que como he dicho al inicio, es una idea que acaba de aterrizar en mi mente y aún está cogiendo forma. Cualquier aportación adicional estoy seguro que lo enriquecerá.

  1. Explicación breve de los objetivos de uso de cada red social disponibleUna breve explicación sobre las diferentes redes sociales y las posibilidades que ofrece cada una de ellas a lo objetivos de la compañía, así como cuando y como se pueden utilizar en la jornada laboral
  2. Cuentas corporativas. Identificación de los responsables de las cuentas corporativas y definición de sus objetivos
  3. Cuentas personales. Normas de Utilización de las cuentas personales para compartir información sobre la compañía. Cuándo, cómo y dónde se pueden utilizar las cuentas personas para hablar sobre la compañía. Normas a seguir en el caso de interacción de un tercero con una persona de la compañía solicitando información / respuesta de algún tipo relacionado con el ámbito profesional, etc.
  4. Tipos de mensajes / código de comunicación a emplear en cada red social. Sería deseable señalar cual es el código de comunicación que se quiere establecer en cada una de las redes y con cada tipo de cuenta. Formal / Informal. Temas que se pueden abordar / temas que no se debe entrar a debatir. Posiciones cerradas / abiertas. Etc….
  5. Uso de imágenes y/o fotografías. Cuándo y cómo se pueden utilizar imágenes y de que tipo.

Según voy reflexionando sobre este asunto me doy cuenta de la gran tarea que tenemos en las organizaciones para conseguir que el empleo de las redes sociales por parte de los miembros de las mismas sirva realmente como un beneficio, tanto para los objetivos del negocio, como en el plano profesional de cada persona de la organización.

¿Qué opinas? ¿Crees que tiene sentido este Manual de Relación Corporativa?

Anuncios